viernes, 28 de noviembre de 2014

¡ ES FLIPANTE !






¡ ES FLIPANTE ¡



Es flipante ver en las cadenas de televisión o escuchar por la radio, o leer en los medios de comunicación, los esfuerzos ilimitados por analizar los actos del Gobierno, de sus Ministros y del Partido Popular, unos a favor, otros en contra, como si se tratara de algo serio, como si tal esfuerzo mereciera la pena, como si lo que de esas instituciones descendiera a la población mereciera el menor comentario.




Es una pérdida de tiempo y una prueba del escaso valor intelectual de las personas que se dedican a estos análisis sin contenido, por lo que resultan tan estériles como inacabables.





El gobierno, sus Ministros y el partido Popular hace tiempo que han decidido tomar el pelo a la gente; nunca se la han tomado en serio, pero ahora, a la desesperada, lo que hacen es una peineta general a toda la población, al sentido común y a sus propios votantes.



Ellos saben perfectamente que solo conseguirán una segunda legislatura por la desesperación y el miedo de la gente; pero esa desesperación y ese miedo puede llegar, y yo creo que así va a pasar, a jugar en su contra, lo cual significa, si pasa, que el Partido Popular está decidiendo correr el riesgo de disolverse en la nada.
Es posible que en el Partido Popular se piense que el pueblo español es una mierda, y que se puede hacer lo que se quiera con él, que se le puede engañar una y otra vez sin que pidan cuentas, que no se enteran de nada, y que olvidan.


Algo de razón llevan, de no ser así no se entendería que hubieran dado a ese Partido una nueva oportunidad de gobernar, aún a pesar de las actuaciones del nefasto Zapatiestas, pero, ¿cómo es posible que dentro del partido Popular no surjan presiones para acabar con la situación existente, que está poniendo en riesgo serio de supervivencia al propio Partido en su conjunto?




Esos medios de comunicación que aparentan tomarse en serio la tomadura de pelo al pueblo español que han decidido perpetrar el Gobierno, sus Ministros y el Partido Popular, están haciendo más por la pervivencia de la situación de lo que creen. Les toman el pelo a ellos también, y ellos analizan seriamente de qué lado cae la moneda.