martes, 22 de septiembre de 2015

NACIONALISMO Y CATALUÑA: ¡BASTA DE GILIPOLLECES!




http://recortesdeprensa001.blogspot.com.es/

NACIONALISMO Y CATALUÑA: ¡ BASTA DE GILIPOLLECES !





Nos interesa que haya tensión
Iñaki Gabilondo
 

http://blogs.elpais.com/la-voz-de-inaki/2015/09/nos-interesa-que-haya-tensi%C3%B3n.html


Para mi el nacionalismo es, históricamente, un instrumento que han utilizado con éxito las clases que tienen una posición dominante pero subalterna con relación al poder que quieren derrotar, para atraer a su oposición y a su lucha contra  ese poder dominante,   a las clases dominadas por ambos actores dominantes;   la cual lucha, si tiene éxito, se volverá inmediatamente contra las clases dominadas con las que  antes se alió para conseguir la derrota.





En Cataluña,  el tinglado del caballero señor Más, representante indudable de clases que tienen una posición dominante pero subalterna con relación al poder que quieren derrotar, se alía con ERC, lo que es un ejemplo de libro, del libro de la vida, de lo que se dice en la primera parte del párrafo anterior. La segunda parte de la frase anterior se comprobará que es cierta cuando, si gana esta alianza y se alcanzan sus objetivos, veamos revolverse contra lo que implica ERC a la burguesía catalana, ya propietaria de un nuevo Estado. Es verdad que eso no va a pasar, pero se ha tornado en el objetivo eventual declarado, debido al avatar.





Naturalmente un nuevo Estado, mucho más pequeño que aquél del  cual ahora Cataluña forma parte y del que, dice,  quiere separarse, será una pieza mucho más fácil de controlar, y directamente de tragar, por parte de los poderes económicos, que pueden ver en el recien nacido una gran oportunidad de negocio, aunque las palabras que se utilicen para enmascarar el objetivo sean:  puestos de trabajo, creación de riqueza, aumento del PIB, y resto de la ámplia terminología al uso.

 



Por ello, lo que se llaman fuerzas de izquierda, en Cataluña y fuera, harían bien en pensárselo dos veces, no fuera a ser que se volvieran a dejar robar lo que es suyo., como tantas veces ha sucedido ya en el pasado.

Hay que preguntarse cómo se ha llegado hasta aquí; es decir:  ¿quien nos ha traído? y, luego: ¿qué queremos?


Hasta aquí nos han traído las múltiples  incompetencias cruzadas de los politicos, y el chuntachunta de sus órbitas gravitacionales,  que han intervenido en la escena pública española,  desde la llamada  transición hasta el presente;  de tal manera que resulta por completo imposible recibir una explicación del proceso en que ahora nos encontramos, y del que somos víctimas,  dada por ninguno de los participantes como autores, cómplices y/o encubridores,   responsables del desaguisado, pues al ser juez y parte, y habiendo dado ya muestras sobradas en el pasado de su ausencia de capacidad a largo plazo,  y de su completa irresponsabilidad por las situaciones desesperadas que crea su comportamiento, lo único que son  capaces  de hacer es lo de siempre:  culpar al otro, en lo cual llevan razón, y exculparse a sí mismo, en lo cual lleva razón el otro al responsabilizarle a él. De ninguno de ellos se puede esperar nada.

Mientras los españoles no podamos decidir libremente la forma del Estado que queremos, todo lo demás no será si no dar vueltas y vueltas agotadoras. Para poder decidir sobre este asunto, que lleva aparejado absolutamentr todos los demás, lo primero que los españoles deben tener claro es que no pueden confiar en cualquier partido que diga que tiene el corazón republicano, pero que la razón le lleva a conservar la monarquía borbónica y su democracia.




 

Mientras los españoles, catalanes incluídos, no griten, ¡BASTA DE GILIPOLLECES!,  con la misma fuerza que gritan  !GOOOOOOL!, no habrá solución verdadera.

http://recortesdeprensa001.blogspot.com.es/