miércoles, 12 de noviembre de 2014

UN CUENTO FAMOSO






UN CUENTO FAMOSO


Hay un cuento muy famoso, todo el mundo, casi todos, lo repetían, como cuento, en el cual nadie creía, pero: oye, se dice se dice, y al final alguien se queda con la canción, y mientras tanto se puede seguir haciendo el discurso de siempre. Que me quiten lo bailao.

El cuento decía que la crisis de España, se paraba en cuanto se lograra abandonar la crisis económica, que sería empezar a salir de la crisis económica y las cosas se verían más claras, que patatín, que patatán.

No bastaba estar claro para cualquier patán que lo que nos pasaba era más grave, que no tenía que ver con salir más pronto o más tarde del asunto lo conómico, que no, que teníamos que arreglar mogollón de cosas más. Al poder le daba igual, él, erre que erre, que con lo de la conomía, que yastaba tó; y tómundo a cantar.



Lo de la economía es solo una parte, y viene a decir que el sistema productivo, por así llamarlo, que se ha seguido en España en todo este periodo de la democracia, ha resultado ser un bluf económico, insostenible y que ha de ser modificado de arriba abajo, si es que queremos preservar algo de nuestro nivel de vida, como sociedad. Y esta constatación no es cualquier cosa. Es la evidencia de que la dirección política de España la ha llevado a la situación en que se encuentra. La clase política ha metido al sistema económico nacional en una ratonera. Claro que se puede afirmar ¿es que no tienen responsabilidad los grandes empresarios? ¿La patronal? Etc. Sí; si la tienen, pero una sociedad elige a uno políticos para que sepan, digamos, llevar la nave, sin dejarse chulear por una parte ínfima del pasaje. Se han dejado chulear, y es su responsabilidad. Y no llega sola.


El Partido socialista, es, y ha sido, el elemento básico que ha estructurado esta democracia, o lo que sea; al punto que bien podría decirse que esta Sociedad y este Estado tiene tanto de democracia, como el PSOE de socialista, incluso de socialdemócrata. No voy a  analizar el comportamiento completo del PSOE y su responsabilidad en la situación, que es enorme, pero sí detenerme en un elemento que ha causado un problema peliagudo, que ahora se está manifestando con toda su crudeza, y que solo puede ir a peor.
Naturalmente la ambición del PARTIDO SOCIALISTA era alcanzar y mantenerse en el poder, y para ello llegó a la conclusión de que lo mejor que podría hacerse es lograr acuerdos con los nacionalismos periféricos, de tal manera que sus fuerzas, aliadas con las de esos nacionalismos periféricos, evitaran que el PARTIDO POPULAR pudiera alcanzar el poder de manera diferente a la de conseguirlo por tener la mayoría absoluta, ya que nadie aceptaría gobernar con él.
Con alguna matización este análisis se ha demostrado correcto. La matización más importante es una que no pareció habérseles ocurrido a los que diseñaron la estrategia: la dinámica de tal comportamiento llevaba a la ruptura de la cohesión social territorial, a la insurgencia de los nacionalismos que la Constitución había intentado combatir democráticamente y a la desintegración del Estado y ha hecho surgir en España, nuevamente, la oposición entre democracia y vertebración territorial del Estado.
Este es el motivo fundamental por el cual el PARTIDO SOCIALISTA DEBERÍA DESAPARECER DE LA HISTORIA DE ESPAÑA, SI ES QUE NO HUBIERA UN RAMILLETE DE OTROS, QUE LE ACOMPAÑAN, Y QUE SON IGUALMENTE INSULTANTES PARA EL PUEBLO ESPAÑOL.



La crisis económica pasará, pero lo que nos pasa, de verdad, irá a peor. Y aquí solo he señalado una de esas cosas, la más importante, quizá, por oponer Democracia Liberal a Estado Español.