lunes, 27 de octubre de 2014

TERESA ROMERO COMO ELEMENTO SIMBÓLICO




TERESA ROMERO COMO ELEMENTO SIMBÓLICO

He esperado a que Teresa Romero se pusiera buena, y también a que la dejaran salir del hospital, y a su marido, que está resultado ser para los políticos de la Comunidad de Madrid de la cáscara amarga, para decir que el caso de Teresa Romero expresa tan acabadamente que parece una obra maestra del ingenio literario, si no fuera porque es verdad, no literatura, la relación de hecho existente entre la clase política en España y sus clases trabajadoras.
De otra manera dicho: el caso de Teresa Romero es la expresión simbólica de la relación material existente entre la casta política nacional y la clase trabajadora.



No es solo ya que sean los trabajadores los que sustentan la recaudación del IRPF, lo que equivale a decir que son los trabajadores los que sustentan económicamente esta democracia, o lo que sea esto, y que incluso así acepten casi sin discutir que se les estén dando menos y peores servicios, y se les estén recortando derechos de todo tipo, laborales, sociales, pero también civiles en el sentido más clásico del término.
Es que la clase dirigente, ahora llamada la casta, cuando se encuentra con un problema, o cuando, como ha sucedido en el caso del ébola, lo crea ella, para quitárselo de encima le carga las culpas a la gente, que, o bien, en unos casos, ha vivido por encima de sus posibilidades, o bien, en otros, no sabe ponerse un traje de seguridad para no infectarse.
Es intolerable lo que esta gente está haciendo con el pueblo español. Al lado del crudo infierno que estos señores nos hacen visitar, el franquismo era primavera, aparentemente.

Ahora que han visto que no les sale otra vez la jugada, la Comunidad de Madrid se propone ofrecer medallas a todos los que han participado en el control directo de la enfermedad, pero en la sanidad gran parte del personal sigue siendo interino.



Veremos los que dicen los agraciados con esa pedrea medallera.
En fin, me alegro mucho de que Teresa y su marido estén bien, aunque lamento la pérdida del tercer miembro de la familia.