viernes, 10 de octubre de 2014

EL EURO DE NUESTRA DESESPERACIÓN




EL EURO DE NUESTRA DESESPERACIÓN


La oposición al euro
Como del euro se benefician los poderosos, la población tendrá que sufrir las consecuencias de que sigamos dentro




DICE:
1.- El euro nos ha proporcionado inflación en constante descenso e intereses cada vez más bajos. Volver a la peseta con la experiencia que hemos tenido con ella produce el natural espanto. Como del euro se benefician sobre todo los poderosos, la mayor parte de la población tendrá que sufrir las consecuencias de que sigamos dentro.




2.- En el rechazo al euro coinciden la derecha nacionalista con la izquierda antisistema. En un mismo repudio de una economía global, el nacionalismo de derechas se une a la izquierda que critica la globalización. Ambos atribuyen al euro la mayor responsabilidad en la permanencia indefinida de la crisis.



3.- Hans-Werner Sinn, uno de los economistas alemanes de mayor prestigio, comparte la opinión del pequeño grupo español de economistas de izquierda, de que, dentro de un euro supervalorado, acorde con los intereses de los países del norte, España no tendría otra salida, al no ser competitiva, que romper con el euro. Mientras no lo haga, su destino podría ser una larga fase de congelación de su economía con un desempleo masivo de larga duración.



4.- Han bajado tanto los intereses que tampoco cabe acudir a la solución tradicional de que una parte de las deudas se la vaya comiendo la inflación. Los bancos, los Estados, se endeudan hasta las orejas, convierten las deudas en públicas, para luego reducir los intereses del capital a mínimos, lo que permite mantenerlas a largo plazo. Nada más fácil que transferir las deudas a las generaciones futuras, que no pueden oponerse a lo que sucedió incluso antes de que nacieran.