martes, 4 de febrero de 2014

DERECHOS HUMANOS COMO COARTADA


 
 

DERECHOS HUMANOS COMO COARTADA

Derechos humanos
Intervenir en un país apelando a los derechos humanos es injustificado y poco realista



DICE:

1.- Todas las grandes culturas, desde la greco-latina, la hindú, la china, hasta las americanas precolombinas, ignoran la noción de derechos humanos, un producto exclusivo de la Ilustración europea. En este sentido, son todo menos universales, aunque aspiren a serlo y se presenten como tales.
 
2.- Los derechos humanos no están en el mejor momento en los países occidentales en los que se fraguaron; al contrario, la potencia hegemónica occidental se los salta a menudo, desde el derecho de privacidad a las normas más elementales del derecho penal (Guantánamo).

 

3.- Las relaciones internacionales deben regirse por el principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados, poniendo como el objetivo principal el mantenimiento de la paz.

4.- Intervenir, directa o indirectamente, en un país apelando a los derechos humanos, está tan injustificado, como es poco realista. Actuar en cada caso de violación de los derechos humanos sobrepasa con mucho la capacidad hasta del más poderoso, y como pretexto para hostigar al competidor, se desenmascara como mera hipocresía. Y ante los grandes, China o Rusia, resulta tan ridículo como contraproducente.